shutterstock_1071171926-res

Según un estudio de los 25 centros urbanos más innovadores del mundo, Barcelona se encuentra entre las mejores ciudades para la innovación tecnológica.

Situada en tercer lugar en cuanto a «dinamismo y bienestar» y con una alta calificación en infraestructura de transporte y fomento del ciclismo, el entorno empresarial de la ciudad condal, su estilo de vida, buenos precios y clima soleado son un imán para la inversión internacional.

«Barcelona se ha reinventado en los últimos años, convirtiéndose en un centro de referencia para el sector tecnológico en el sur de Europa», asegura el estudio, que también incluye a Nueva York, San Francisco, Londres y Ámsterdam entre las 10 primeras ciudades.

El plan estratégico de las autoridades municipales tiene como objetivo atraer fondos e inversiones adicionales para convertir a Barcelona en centro neurálgico europeo para la inteligencia artificial. En 2018, algunas de las principales empresas tecnológicas del mundo abrieron nuevas oficinas en la ciudad; como Facebook, para contrarrestar la propagación de bulos; y Amazon, para desarrollar capacidades de inteligencia artificial.

El aumento de la población española se añade a la presión sobre el precio de la vivienda en todo el país, incluida Barcelona, donde los precios residenciales se han incrementado en un 12 % en el último año y se esperan nuevas subidas para 2019.

GRE Assets cuenta con proyectos de gran envergadura en Barcelona.